Frontend/ /Backend

Diferencias entre el Backend y Frontend

Detrás de cada una de las páginas web hay un diseñador que trabaja para que la imagen se vea lo mejor posible, aplicando herramientas de desarrollo que le dan una personalidad al sitio. De manera paralela también está quien programa y utiliza lenguaje técnico para que todo funcione de forma coherente y lógica.

De esto se trata el desarrollo backend y el frontend, dos caras diferentes de la programación.

En muchos casos ambos lenguajes son vistos como sinónimos, pero para que no te engañen es importante que conozcas la diferencia entre el desarrollo backend y frontend.

Desarrollo Backend

Básicamente la programación backend es la que se encarga de la desarrollar el lenguaje lógico de los servidores web y manipular datos. En pocas palabras se trata de hacer de la página algo funcional, no solo un diseño bonito.

Es quien manipula los datos de los usuarios que llegan a la página; maneja el lenguaje Java, PHP, Python u otro para ajustar el servidor a las necesidades de los usuarios, ya que, este verifica las sesiones de cada uno de ellos.

La manipulación de datos es un trabajo amplio. El desarrollador backend conoce de estética, utiliza herramientas de seguridad para cuidar los datos del servidor, y además hace el manejo de la información más cómodo para los frontend.

Desarrollo Frontend

El desarrollo frontend se refiere al diseño gráfico y visual del servidor, todo lo que es percibido por los usuarios que ingresan al sitio web.

Aquellos que se dedican al frontend explotan un lado más artístico de la labor. Son ellos quienes le dan personalidad y un diseño a la web.

Un desarrollador frontend diseña, combina y elige entre estilos, fondos, colores y tamaños para crear toda la parte visual de la página.

Quien se ocupa del frontend utiliza HTML para estructurar, CSS para darle personalidad gráfica al contenido y Javascript para generar interacción. Lo que él programa es aquello que el usuario puede ver.

Entonces, es el frontend atrae a los usuarios y los invita a permanecer en la página, y el backend quien genera y manipula los datos para que esto sea posible.

Entendiendo la diferencia entre backend y frontend

La diferencia principal ente el desarrollo backend y frontend es que el backend se encarga de todo el lenguaje técnico de la programación referente al manejo de los datos generados, es decir, del desarrollo interno.

El frontend  genera todo lo visual, lo creativo que atrae a los usuarios y hace que se queden.

Ninguno es más ni importante que otro, en desarrollo web se trata de una simbiosis en la que ambos trabajan juntos para crear sitios, y aplicaciones web.

¿Quieres saber cómo empezar a desarrollar tu idea? Haz click aquí.

No es imposible que una sola persona se dedique al backend y al frontend, ambos tipos de desarrollo web demandan habilidades distintas. Las cuales son indispensables a la hora de crear una página web.

Ambos manejan un área de la programación distinta. Fusionados logran crear los sitios web, tiendas online, apps y otras web donde pasas tiempo a diario.

pide tu presupuesto

El presupuesto de tu sitio web en 5 pasos

Por experiencia, sabemos que pedir el presupuesto de tu sitio web es una de las decisiones más difíciles pero necesarias que tomarás como emprendedor. Salir adelante, crear una empresa, llevarla a la web es sin duda un gran paso.

 

Si ya comenzaste a buscar presupuesto, seguramente notaste que hay mucha variedad en los precios: algunas compañías crean tu sitio web por un costo muy bajo, mientras que para otras presupuestan un costo mucho mayor. 

 

Esta diferencia de precios suele alertar a los emprendedores, ya que es la primera vez que requieren un servicio de esta naturaleza y no hay respuestas claras sobre cómo pedir un presupuesto, cómo es el trabajo que implica, etc.

Puedes prevenir la angustia tomando la delantera informándote; así seguirás adelante con tus proyectos. Por esto resumimos para ti la forma más conveniente y sencilla en la que puedes solicitar el presupuesto de tu sitio web. Va así:

 

1.     Revisa otras webs

Para preparar tu propuesta, y obtener el presupuesto de tu sitio web, debes saber lo que quieres: no es lo mismo una tienda online que un sitio que ofrezca servicios y tenga múltiples opciones.

Lo recomendable es que revises páginas que se parezcan a lo que imaginas. Puedes crear un documento en donde anotes punto por punto aquello que más te llama la atención, así como apuntar eso que te desagrada o no deseas tener en tu sitio.

 

2.     Ofrece todos los detalles que puedas

Importantísimo. La manera más confiable de obtener un buen presupuesto para tu sitio web es siendo lo más claro posible. Dale a la empresa cualquier detalle que tengas en mente.

Algunos datos que puedes aportar son:

  •         Ejemplos de las sitios que revisaste con los aspectos te llamaron la atención.
  •         De qué se trata tu sitio.
  •         Cuál es público al cual estará dirigido.
  •         Quién gestionará el sitio.
  •         Cuáles productos o servicios planeas ofrecer en ella.
  •         Si estará habilitada para uno o varios idiomas.
  •         Quién y cómo aportará el contenido.

Estos puntos aumentan la probabilidad de que los desarrolladores entiendan tu necesidad de negocio, y ello conduce a que puedan satisfacerla con el producto final. En nuestra experiencia, estos datos nos permiten ofrecer presupuestos acordes y productos funcionales, amigables y compatibles con lo que los clientes imaginan.

 

3.     Documéntate un poco

Al estar frente a alguien que se refiera con tecnicismos sobre aquello que tú llamabas con palabras comunes puedes sentirte confundido. Un buen consejo es informarte un poco sobre los temas más comunes que se refieran a una sitio web, aunque no es algo obligatorio.

No debes saberlo todo, ni convertirte en un experto en programación, pero esto te permitirá comprender mejor qué irá dentro del presupuesto de tu sitio web y por qué tendrá ese precio. Incluso te servirá para conocer mejor los tiempos de entrega del trabajo.

 

4.     Adecúa lo que quieres con tu capital

Es común que al tratarse de tu emprendimiento desees que tu sitio web sea de las mejores. No obstante, no debes olvidar de cuánto dispones y hasta qué punto puedes cubrir lo que sueñas.

Debes ser un poco realista y considerar las opciones. Si quieres que tu web tenga el impacto de una gran empresa, no esperes que el precio sea muy bajo.

 

5.     Analiza el presupuesto

Al tener el presupuesto de tu sitio web no vayas directo al precio. Analiza parte por parte todo lo que contiene, mira si se detallan las actividades y si son acordes con el costo del trabajo. Esto también te dirá mucho de la reputación de la empresa, así como de la calidad de su labor.

 

Si aún buscas lo mejor para tu emprendimiento no dudes en contactarnos. Con LCC OpenTech tendrás tu idea en la web tal como lo imaginaste.

Contáctanos