codigo-fuente

10 consejos que te ayudarán a programar de manera productiva

     Programar de manera productiva es una de las principales inquietudes de quienes aspiran a aprender esta disciplina. Al iniciar, es común que muchos deseen mejorar para ser mejores desarrolladores y tener éxito en sus códigos.

     Y es que ser un buen programador no es algo que se aprende de la noche a la mañana. Hacen falta horas de prácticas, lecturas y realización de varios proyectos. Incluso, es común que desarrolladores con cinco o seis años ejerciendo presenten fallas en aspectos básicos.

    Siempre existen trucos y estrategias para mejorar. Esa es la ventaja de ser un desarrollador web: el aprendizaje es continuo, se desenvuelven en un área que día a día se renueva.

   ¿Programas desde hace tiempo? ¿Estás comenzando y deseas mejorar? A continuación te presentamos 10 consejos para que aprendas a programar de manera (más) productiva. 

1. Lee e investiga

    Documentarse, leer libros y blogs, investigar y estar al tanto de los nuevos avances es el primer paso para aprender a programar de manera productiva. Esto probablemente ya lo sabías.

 

    Formarse es importante porque en medio de cada práctica o trabajo que realices, será muy común que surjan dudas y, si no cuentas con la ayuda de alguien que te guíe -que es lo más probable-, podrás recurrir a la documentación para cerciorarte de que haces lo correcto.

 

   Busca los libros o la documentación digital para cada tema de programación. Algunos de sintaxis, otros de diseño, los que necesites. No descartes aquellos que te propongan ejercicios y mucho menos los que te enseñen a simplificar códigos.

2.  Practica siempre que puedas

Es obvio que no todo está en la teoría. Los conceptos que aprendas, así como lo ejercicios que veas en los libros son buenos, pero no suficientes para programar de manera productiva.

 

A medida que avances debes practicar no solo con aquello que encuentres en los textos, es necesario que crees tus propios ejercicios. Imagina algún  proyecto nuevo y pon a prueba lo que ya aprendiste.

 

Comienza con un código simple y, con cada aprendizaje, haz que este se convierta en algo mucho más complejo. Con los resultados podrás probar constantemente tus conocimientos.

 

Además, esta es una forma de llevar a cabo tu propio proyecto, ese que has pensado desde siempre: ¡No te limites!

3.  Elabora tu propia biblioteca

Algo que resulta sumamente útil para que agilices tu trabajo es contar con una biblioteca de códigos creados por ti.

 

Puedes comenzar a anotarlos en un editor de texto y almacenarlos en carpetas, subirlos a la nube o guardarlos en aplicaciones. Ordénalos por importancia, función o según el criterio que más te convenga.

 

Esto resulta de gran ayuda cuando, después de cierto tiempo, te enfrentes a un proyecto que amerite un código que ya habías elaborado anteriormente. Solo tendrás que buscarlo y reescribirlo.

 

Con el paso del tiempo podrás revisarlos y saber qué tanto has avanzado en tu  aprendizaje.

4.  Utiliza varios tipos de editores

Si bien es importante conocer a fondo cómo funciona un editor de códigos, lo ideal es que aprendas a utilizar varios. Esto te ayuda a programar de manera productiva porque te hace ser más ágil y adaptarte a distintos entornos.

 

Piensa que no siempre contarás con la herramienta que manejas. Puede que ingreses en una empresa, tu jefe te exija que trabajes con un editor y tú solo conoces aquel con el que iniciaste. Tendrás que adaptarte, porque de lo contrario los resultados no serán muy buenos.

 

Recuerda que estás en un mundo en el que los avances son continuos. Siempre habrá editores nuevos con funcionamientos que necesitarás aprender.

 

Además, el manejar múltiples editores de códigos te colocará en ventaja con respecto a otros programadores que estén aplicando al mismo cargo que tú.

5.  Lee códigos de otros proyectos

Una manera de programar de manera productiva es leer códigos que pertenezcan a proyectos abiertos. Eso te permitirá saber cómo los desarrolladores avanzados solucionan problema y te dará ideas nuevas.

 

Si tienes amigos que son programadores puedes pedirles que te muestren sus códigos y echarles un vistazo. En realidad, leer códigos es más útil que leer libros, solo que debes hacerlo cuando tienes nociones básicas de desarrollo web.

 

Otra ventaja de leer códigos abiertos es que notarás los posibles errores que cometan algunos programadores, esto te servirá para estar atento y no hacer lo mismo.

 

Si bien se trata de una práctica que puede resultar tediosa al comienzo, con el paso del tiempo le agarrarás el gusto.

6. Comparte opiniones en blogs y foros

Compartir tus opiniones en foros y blogs es una buena forma de aprender y contribuir a crear conocimiento. Alguien, en algún lugar, tendrá la respuesta a ese problema que tanto trabajo te causó en un determinado momento.

 

Además de ayudarnos a despejar dudas, los foros son buenos para interactuar con programadores que pueden estar interesados en proyectos iguales a los que tienes. Funcionan como una red de discusión e intercambio de ideas.

 

En los blogs, lo importante es buscar los temas que te interesen. Puede que allí conozcas algo que ignorabas por completo.

 

Cada aspecto que aprendas y te resulte interesante debes ponerlo en práctica y compararlo con lo que ya sepas. No desprecies el conocimiento solo porque no coincide exactamente con lo que ya has aprendido.

7.  Revisa tus códigos

Algo que resulta completamente efectivo para programar de manera productiva es revisar tus códigos, e incluso los ajenos.

 

¿Por qué ambos? En primer término, es importante que estés al tanto de que lo que haces funciona correctamente; te ayuda a corroborar si hay errores o te faltó algo durante el proceso.

 

Por otra parte, revisar códigos ajenos te permite acostumbrarte a otros tipos de lenguaje. Es una forma de aprender a ser detallista y disminuir el número de errores que tengas, y de incluso mejorar tu comprensión de distintos lenguajes.

 

Puedes convertirte en un experto en revisión y esto será útil para que tus proyectos sean impecables.

8. Organízate

Un aspecto no ligado directamente a programar, pero que resulta indispensable, es organizar tus herramientas de trabajo.

 

Del mismo modo que tener una biblioteca propia sirve para tomar códigos que ya elaboraste, el tener almacenadas tus otras herramientas te servirá durante el desarrollo de algunas funcionalidades.

 

Distribuye en carpetas tus libros o imágenes, quizá algunas guías o incluso plantillas te ayudarán a saber dónde están cuando necesites utilizarlos.

 

Recuerda que mientras más organizado seas, más fácil será para ti crear proyectos en el menor tiempo.

9. Proponte proyectos

Cuando tengas algunas nociones y experiencias como programador, es importante que comiences a pensar en proyectos individuales.

 

Puedes desarrollarlos al tiempo que realizas tu trabajo diario, o cuando estés libre. Estos proyectos, al igual que aquel que iniciaste al principio de tu formación, te pueden servir para llevar a cabo ideas de negocio.

 

No tengas miedo a soñar. Tampoco te limites si crees que te llevarán mucho tiempo. Si se trata de algo que valga la pena, lo ideal es que tenga su grado de dificultad.

10. No desesperes

Es importante que no desesperes. Sí, a veces puede resultar muy difícil, pero recuerda que programar exige dedicación.

 

Cada día que pase procura aprender algo nuevo, por muy pequeño que sea. De esta forma no sentirás que pierdes tu tiempo y que todo tu esfuerzo es en vano. Y si puedes practicarlo, mucho mejor. No olvides que la clave el éxito está en la constancia.

 

Si resistes con disciplina y dedicación serás un experto en programar de manera productiva.

 

Sigue estos consejos, investiga y no dejes de aprender. Obtendrás magníficos resultados en tu desempeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *